Estados Unidos extiende el Programa Piloto FCPA y lo transforma en permanente

Traducción libre de Equipo de Prelafit Compliance

Bajo la supervisión del Fiscal General Jeff Sessions, el Departamento de Justicia (DOJ) de los Estados Unidos ha terminado con diversas políticas de la era Obama que considera perjudiciales para la aplicación de la ley.

Pero hay, al menos, una iniciativa  emprendida por la administración Obama que la principal agencia de aplicación de la ley del país ha mantenido viva: un programa piloto diseñado para alentar a las empresas a revelar voluntariamente el pago de sobornos a funcionarios extranjeros.

El programa, que fue lanzado en abril de 2016 prometió penas sustancialmente reducidas a las empresas estadounidenses y extranjeras que divulgaran voluntariamente sobornos extranjeros, cooperaran con el Departamento de Justicia y tomaran medidas correctivas.

Programa continuo

Pues bien, este miércoles  el Diputado Procurador General Rod Rosenstein, el oficial número 2 del DOJ, anunció una versión revisada de la política, haciéndola permanente e incorporándola en el manual utilizado por los 93 abogados estadounidenses del país.

“Analizamos el Programa Piloto y concluimos que resultó ser un paso adelante en la lucha contra el crimen corporativo”, dijo Rosenstein en la 34ª Conferencia Internacional sobre FCPA (Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero) en Oxon Hill, Maryland.

“El sistema de incentivos establecido en el Programa Piloto FCPA del DOJ motiva y recompensa a las empresas que quieren hacer lo correcto y divulgar voluntariamente la mala conducta”, dijo.

El programa apunta a mejorar la aplicación de la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero, la principal ley anticorrupción en los Estados Unidos, que convierte en delito el pago de sobornos a funcionarios extranjeros.

El Departamento de Justicia (DOJ) y la Comisión de Valores (SEC) son conjuntamente responsables de hacer cumplir la ley.

La ley se aplica a las empresas estadounidenses y extranjeras

La ley se aplica tanto a las empresas estadounidenses como a las extranjeras que cotizan en las bolsas de valores de los Estados Unidos.

La política revisada mantiene el programa piloto en gran parte intacto, con un cambio significativo. Bajo el programa piloto, los fiscales tenían autoridad discrecional para presentar cargos contra las empresas que se auto divulgaban; la nueva política dice que habrá una “presunción” de que el Departamento de Justicia no presentará cargos.

El programa también promete a las compañías que cumplan con sus estándares de autorrevelación y cooperación una reducción del 50 %  en las multas impuestas bajo las Guía de Sentencias de Estados Unidos.

Autorevelaciones

Si bien algunas compañías siempre han divulgado voluntariamente sobornos extranjeros a agencias gubernamentales, el programa de incentivos ha acelerado el ritmo de las autorevelaciones, dijo Rosenstein.

En los 18 meses transcurridos desde el lanzamiento del programa, las autorrevelaciones voluntarias de sobornos extranjeros aumentaron más del 50 %, de 18 a 30, dijo Rosenstein.

“Esperamos que la nueva política tranquilice a las empresas que quieren hacer lo correcto”, dijo. “Aumentará el volumen de divulgaciones voluntarias y mejorará nuestra capacidad para identificar y castigar a las personas culpables”.

Las acciones por aplicación de la FCPA se dispararon el año pasado pero declinaron durante la primera mitad de 2017, lo que provocó críticas de que los esfuerzos contra la corrupción habían quedado relegados a otras prioridades de aplicación de la ley.

Pero los datos rastreados por FCPA Clearinghouse indican que 2017 está en camino de ser un año promedio, dijo William Garrett, gerente de contenido y análisis de datos del sitio.

“Fue realmente un primer semestre tranquilo para la aplicación de la ley FCPA, pero se ha recuperado en el segundo”, dijo Garrett. “Basándonos sólo en los números que estamos viendo, se ve como un año promedio, si se descuenta el peak el año pasado”.

El centro de intercambio de información es una colaboración entre Stanford Law School y la firma de abogados Sullivan & Cromwell. ver nota y podcast (inglés)

Más Fiscales

El año pasado, el Departamento de Justicia anunció que estaba agregando 10 fiscales a la unidad FCPA, aumentando su tamaño en más del 50 %.

La acumulación de personal parece intacta. Según un funcionario del departamento, la unidad tiene 31 abogados, incluido su jefe.

En abril, El Fiscal General Jeff Sessions dijo que el departamento “aplicaría enérgicamente” la FCPA y otras leyes anticorrupción, aunque haya dado prioridad a la lucha contra los delitos violentos, el desmantelamiento de las organizaciones delictivas transnacionales y el cumplimiento de las leyes de inmigración.

“Nuestro departamento quiere emparejar la cancha para las empresas respetuosas de la ley”, dijo Session.

Desde 2016, el Departamento de Justicia ha obtenido resoluciones penales en 17 casos relacionados con FCPA relacionados con empresas, lo que resulta en sanciones y confiscación de $ 1,600 millones, dijo Rosenstein.